Pare muy fácil, pero la gran mayoría olvidamos que los seres humanos somos bípedos y tenemos que vencer la gravedad y estirarnos hacia arriba todo los que podamos.