Viernes 3 de Agosto, Masca, Tenerife

Salí de casa sobre las 9:00 para dirigirme a Masca, en el extremo Noroeste de la isla de Tenerife, en una de las zonas más apartadas, y que aún conserva el encanto natural isleño de tiempos pasados. Sobre las 10:00 comenzamos el sendero y el entrenamiento, no sin antes revisar el material que iba a necesitar (mochila, 1l agua, gafas sol, gorra, teléfono con batería a tope, comida, crema solar, dinero, etc.) y después de realizar los ejercicios de calentamiento obligatorios, comenzamos la ruta. Lo primero que me llamó la atención fue la afluencia de turistas que al igual que yo, se repartían sendero abajo en pequeños grupos, algunos con guía y bien equipados, y otros a la aventura, solos, con atuendo playero y ni siquiera una botella de agua en las manos, estos últimos afortunadamente, eran minoría, y no encontré ninguno con mala cara ni en apuros, pero si dando media vuelta, por no haber medido bien las características del barranco.  El día estaba perfecto para el entreno que quería hacer, soleado pero con temperatura soportable para correr, teniendo en cuenta que estamos en verano, además, la profundidad del barranco de Masca hace que muchos tramos atraviesen zonas a las que no llegan de forma directa los rayos del sol, y eso para ir corriendo es de gran ayuda. Es importante mencionar el nivel técnico del terreno, al igual que otros senderos y caminos canarios, la piedra volcánica y los trazados irregulares, son el entorno predominante, pero además, la mayor parte del recorrido discurre paralelo al cauce del barranco, o incluso, literalmente por el cauce del barranco, y esto en algunos pasos requiere habilidades de “escalador”, no exentos de cierto peligro. Hay que estar atento en todo momento, más si quieres correr e ir rápido. A estas alturas del año, el barranco estaba casi seco, aún así todavía es posible ver algunas pozas con abundante agua y algunos tramos con pequeños riachuelos de agua corriente, ideal para refrescarse un poco las manos o la cara, pero en ningún caso recomiendo usar ese agua para beber. El tiempo que me llevo desde la salida del sendero en el pueblo de Masca, hasta la llegada a la playa de Masca fue 1:15h aprox., teniendo en cuenta que realicé varias paradas para sacar fotos y, como no, deleitarme con el paisaje y el entorno, creo que se puede hacer aún más deprisa. Gracias al trailrunning he tenido la oportunidad de conocer lugares maravillosos, sobre todo en la isla de Tenerife, que por ser mi lugar de nacimiento y actual residencia, he podido explorar más afondo, pero he de decir que el Barranco de Masca es un sitio muy especial, y que vale mucho la pena visitarlo y disfrutarlo, ya sea de pateo con la familia y a ritmo tranquilo o corriendo a modo entreno como hice este día. Una vez llegas a la playa, te sorprenderás por la maravillosa estampa natural, rodeado por los acantilados de Los Gigantes en un paraje apenas modificado por la intervención humana. Y si, además lo quieres fácil, allí podrás pagar por un barco que te acerque al muelle de Los Gigantes y evitar el camino de vuelta al pueblo de Masca. En mi caso, como me encontraba bien de fuerzas, regresamos barranco arriba corriendo, esta vez sin paradas ni fotos, y apretando lo posible. Tiempo desde la playa hasta el inicio del sendero en el pueblo de Masca 1:15 aprox, igual que la bajada.

Desde Aktivs estamos a su disposición para hacer de guía durante sus sesiones de entreno Trail Running en la isla de Tenerife. Si quiere conocer este sendero o otros muchos más que conocemos a la perfección, no dude en contactarnos, tanto si es visitante local como foráneo, tenemos planes de actividades outdoor de un día para practicar senderismo, trailrunning, mountainbike, yoga o pilates al aire libre. Para más información llámenos al 634 523 321 o info@aktivs.es